Botonera Principal

free templates joomla
Noticias

Transformar la forma de construir en Chile hacia 2025

La estrategia es parte de los llamados Programa de Especialización Inteligente, que surgen en el marco de la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento del gobierno.
Logo-Construye2025 2019 newUna mirada de futuro para desarrollar una industria de la construcción sustentable y competitiva a nivel global, con la incorporación de nuevas tecnologías, fortalecimiento del capital humano y posicionamiento en la región, plantea el Programa Estratégico Nacional en Productividad y Construcción Sustentable - Construye 2025.

Ejecutado bajo el alero de Corfo y con el foco puesto en el bienestar de los usuarios y el impacto a largo plazo del ciclo de vida de las edificaciones, Construye 2025 reúne en un trabajo participativo a los principales referentes públicos, privados y académicos del sector. Entre ellos se cuenta el Instituto de la Construcción, representado en el Consejo Directivo de la instancia por José Pedro Campos, director ejecutivo del IC y Hernán Madrid, jefe de CES, como suplente.

Durante enero del 2016, el Comité de Programas e Iniciativas Estratégicas -ente evaluador de proyectos de gran envergadura y alto impacto con valor estratégico- aprobó la Hoja de Ruta del Programa Construye 2025, que consolida el trabajo realizado y establece visiones, metas, lineamientos y transformaciones necesarias para que Chile avance hacia un futuro de edificaciones sustentables en un proceso más productivo.

Según explicó el gerente de Construye 2025, Marcos Brito -quien presentó ante el directorio del IC-, el trabajo está orientado a generar un cambio de paradigma en el sector de la construcción.

Entre los desafíos en productividad mencionó implementar la industrialización, planificación y capacitación; disminuir los costos de construcción; desarrollar el capital humano junto al nivel de calificación y aumentar la seguridad de los trabajadores. En tanto, en sustentabilidad es necesario desacoplar el consumo energético del crecimiento, elevar el confort térmico de las viviendas y reducir los residuos de la construcción.

La implementación de la Hoja de Ruta contempla contar con una inversión cercana a los $ 55.000 millones, con la participación de más de 50 actores y 15 iniciativas estructurales, en un horizonte de diez años plazo. Se estima que por cada peso invertido se generen $ 73 de beneficios. Este lineamiento apuesta por cambiar la forma de construir en Chile a través de nuevos estándares de diseño, mecanismos de coordinación, construcción y uso de las edificaciones, con incorporación de nuevas tecnologías, innovaciones y sistemas industrializados.

Volver

Twitter