Botonera Principal

free templates joomla
Opinión

Mejorar la calidad en armonía con el medioambiente

Por Erwin Navarrete Saldivia

Jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.
Columna Erwin Navarrete intEl acceso a una vivienda digna y de calidad en un entorno seguro es una necesidad y un derecho de carácter fundamental para toda persona. Garantizarlo plenamente y cubrir sus requerimientos, constituye todavía un reto importante, incluso para algunos países europeos, que han buscado mecanismos de mejora de la calidad constructiva de las edificaciones residenciales.

Existen experiencias internacionales que han permitido a países más desarrollados contar con mecanismos del tipo observatorio que, con base en un levantamiento de información respecto de patologías recurrentes en la construcción, permiten prevenir problemas y mejorar la calidad de los procesos y las edificaciones, y con ello, anticiparse a reclamos, proponer medidas correctivas y evaluar las potencialidades de los cambios de regulaciones y normativos, además de los nuevos métodos de construcción, entre otros factores. Un ejemplo de este tipo de entidades es L’Agence Qualité Construction, de Francia (Agencia de Calidad de la Construcción http://www.qualiteconstruction.com/pole-observatoire), que precisamente opera bajo las premisas ya descritas.

Contar con este tipo de información constituye un recurso muy valioso para el desarrollo del sector construcción, pero hasta ahora en nuestro país no contamos con un instrumento estandarizado y consensuado que nos permita hacer un diagnóstico claro acerca de la calidad de nuestra edificación habitacional.

En este contexto, nuestro ministerio ha otorgado especial énfasis a aquellas iniciativas que buscan mejorar la calidad de las edificaciones y promueven la sustentabilidad en la construcción. Es así que, con la colaboración del Instituto de la Construcción, estamos trabajando en el diseño de un “Observatorio de Calidad de la Construcción - área edificación”, consistente en una plataforma colaborativa en la cual se espera que participen distintos actores del sector público, así como constructoras, inmobiliarias, industriales y la academia, y cuyo objetivo es levantar, procesar y disponer de información respecto de las principales problemáticas observadas en las distintas etapas de desarrollo de proyectos de edificación.columna2

Este observatorio es primordial para generar una mejora permanente de la calidad en las distintas etapas del proceso constructivo pues, a partir de la información recogida, se espera poder generar nuevos estudios, normas, y reglamentos, así como evaluar mejoras a los ya existentes, e implementar políticas que apunten a reforzar las capacidades, tanto de los profesionales, como de la mano de obra, entre otras iniciativas vinculadas.

Paralelamente, y en línea con los objetivos que persigue el Minvu en materia de sustentabilidad en la construcción, estamos impulsando una iniciativa que busca consolidar una Herramienta de Cálculo de Huella de Carbono del Ciclo de Vida de Proyectos de Edificación.
columna

Con ello buscamos contar con una metodología y un instrumento que aporten información para la creación de una línea base que nos ayude a fijar metas de reducción de emisiones para diferentes tipologías de edificación y que, además, contribuya a definir acciones que nos posibiliten cumplir los compromisos ambientales nacionales e internacionales.

Esto es de gran relevancia para nuestro ministerio, debido al impacto que genera la construcción y operación de las edificaciones en el medioambiente, considerando que, según cifras del Censo 2017, existen cerca de 6,4 millones de viviendas, agrupadas mayoritariamente en áreas urbanas; estas edificaciones absorben más del 15% de la energía total consumida en Chile, –56% para calefacción– produciendo el 19% del total de emisiones globales de GEI, solo durante la operación.

Como Minvu nos estamos haciendo cargo de liderar una mesa de trabajo público-privada que permitirá realizar el levantamiento de una base de datos de huella de carbono, tanto de materiales, procesos de construcción, como de la operación de la edificación, entre otras actividades.

Esperamos que esta herramienta aporte información que también sirva para tomar decisiones de políticas públicas en materia de producción limpia y mitigación de impactos ambientales para todos los ámbitos de productivos del sector construcción, que finalmente repercutan positivamente en todo el país.

Volver

Twitter