Botonera Principal

free templates joomla
20 años Instituto de la Construcción

Hernán de Solminihac: Avances y desafíos para el sector

“Hoy tenemos una industria de la construcción mucho más avanzada, pero debemos seguir mejorando”, comenta el director de CPI.
Noticia 4Formado como ingeniero civil en construcción de la Pontificia Universidad Católica (PUC), y Ph.D. y MSc. de la Universidad de Texas (Austin), Hernán de Solminihac ha destacado como académico e investigador. Cuando se desempeñaba como decano de la Facultad de Ingeniería, fue invitado a inicios de 2010 a incorporarse al Gobierno como ministro de Obras Públicas (MOP). Luego, en julio de 2011, asume como secretario de Estado en la cartera de Minería.

En su trayectoria profesional, además ha presidido el Dictuc S.A., la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) y el directorio de Empresa Nacional de Minería (Enami).

Actualmente se desempeña como director del Departamento de Ingeniería y Gestión de la Construcción y de Planificación del Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales (Clapes) de la PUC.

También es director del Consejo de Política de Infraestructura (CPI), asesor del MOP en el Puente Chacao y miembro de la Academia de Ingeniería de Chile.

Con motivo de los 20 años de existencia que conmemora el Instituto de la Construcción, Hernán de Solminihac comenta los principales avances y desafíos del sector.

A su juicio, ¿cuáles son las principales fortalezas y avances en términos de modernización y ventajas de la construcción, edificación e infraestructura en Chile?

Chile ha crecido de manera importante en aspectos tecnológicos y de gestión en los proyectos de construcción durante los últimos 20 años. Esto, producto de varios factores que se han conjugado como nuevas leyes, normas, tecnologías, procesos y diversas necesidades y efectos de la naturaleza que han requerido buscar nuevas soluciones.

Hoy tenemos una industria de la construcción mucho más avanzada, pero debemos seguir mejorando. Fundamentalmente los avances han estado en desarrollo tecnológico y de normativa, que nos han permitido ir satisfaciendo las necesidades de los usuarios, que es el rol fundamental de las obras de construcción.

En infraestructura, la Ley de Concesiones ha tenido un impacto significativo en el desarrollo de las grandes obras, principalmente en carreteras que han mejorado en sus características, diseño y mantención. Pero no solo obras se han podido realizar en esta alianza pública privada, sino también muchos otros proyectos que antes no se podían materializar por falta de recursos. Ahora se pueden concretar porque el presupuesto fiscal se ha podido re-focalizar. Su implementación ha generado un cambio importante en el país, que ha sido reconocido internacionalmente.

El desarrollo normativo, en tanto, nos ha permitido mejorar la resistencia sísmica, la calidad de las viviendas y el confort de los espacios. También ha hecho posible avanzar en la seguridad de los trabajadores.
A pesar de dichos esfuerzos, aún quedan grandes desafíos por enfrentar. Por ejemplo, en productividad hay oportunidades de mejora, así como en las condiciones de habitabilidad de los proyectos, aunque sus desarrollos hayan tenido mejoras significativas.

¿Qué aspectos habría que reforzar para robustecer el sector de cara al futuro?

La seguridad es un desafío que no se puede abandonar. La minería ha hecho un esfuerzo importante en esa línea y la construcción también cuenta con acciones significativas. Sin embargo, dado que la construcción se desarrolla en zonas diversas, con empresas de distinto tamaño y especialización, hay que seguir promoviendo y apoyando una gestión y el desarrollo de tecnologías que permitan realizar obras cada vez más seguras y, además, apoyar la capacitación de los trabajadores, con el propósito de que tengan las competencias y herramientas necesarias para ejecutar una labor segura.

Sobre productividad se visualizan oportunidades de mejoras significativas si nos comparamos con la industria internacional. Actualmente existen demoras en los trabajos, ineficiencias en los recursos y trámites que demoran mucho en obtenerse, como permisos y recepciones. Se trata de diversos elementos que pueden mejorar la productividad de la industria y, en definitiva, beneficiar al usuario final, porque los costos podrían ser más económicos y menores los tiempos para materializar los proyectos.

¿En qué ámbito usted considera que es relevante el encadenamiento entre el sector público, privado y académico?

El encadenamiento entre los distintos actores de la industria es muy beneficioso y debe darse en todos los niveles, porque trabajar coordinadamente y en conjunto siempre tiene resultados más significativos que el trabajo individual.

Cualquier desafío tiene un resultado mejor en tiempo y objetivos si se hace con un encadenamiento atractivo y eficiente de los distintos actores. Por ejemplo, en los temas que se mencionaron anteriormente como normativa, productividad y seguridad, sin duda se pueden seguir mejorando los resultados, para lograr lo que el país requiere y necesita.

El Instituto de la Construcción cumple 20 años en 2017 ¿Qué aportes considera que han sido relevantes en este tiempo y por qué?

El Instituto de la Construcción ha hecho aportes significativos en varias áreas. Primero, unir a distintos agentes involucrados en la industria, conversando los temas, haciendo diagnósticos, avanzando en soluciones. Todo esto me parece que es un gran aporte.

Asimismo, el instituto ha realizado un esfuerzo importante y significativo en materia normativa, logrando materializar propuestas que son importantes para la industria. Igualmente ha trabajado con éxito en otras áreas, como la productividad.

Entre los desafíos al interior del instituto, sin duda está seguir trabajando con los distintos actores de la industria para determinar las necesidades y encontrar las soluciones necesarias, además de continuar incorporando a más profesionales que entreguen su conocimiento y seguir fortaleciendo la comunicación del trabajo que hace.

Volver

Twitter