Botonera Principal

free templates joomla
20 años Instituto de la Construcción

Emanuel Astete: “La arquitectura solo requiere mostrarse tal cual es, desnudarse y enseñar su estructura de forma pura”

A su juicio, el mayor problema actual es que no se están construyendo ciudades que entreguen calidad de vida a las personas.
Noticia 4Continuando con el ciclo de entrevistas a jóvenes profesionales del sector, en esta ocasión recogemos las impresiones de Emanuel Astete, arquitecto de la Universidad de Chile quien, en los albores de su carrera, ya ha sido reconocido nacional e internacionalmente por su trabajo y talento.

Emanuel Astete diseñó el proyecto “Museo de la Construcción Naval”, trabajo por el que ganó el Concurso Nacional de Proyectos de Título 2016 y luego fue seleccionado en la muestra de RIBA, “The President’s Medal Student Awards”, en Londres, convirtiéndolo en ganador del concurso internacional Archiprix Internacional 2017. Ese mismo año, también fue distinguido por la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) con su medalla “Arquitecto Joven Destacado”.

Pensado para la ciudad de Valdivia, el proyecto trata de una estructura de muelle flotante anclado mediante distintas columnas que sostienen al buque Piloto Pardo sobre el río Calle Calle, permitiendo su exhibición al público y rescatándolo en su calidad de primer barco construido en Chile.

¿Cuál es tu visión del avance de la arquitectura en Chile?
Creo que el mayor avance de la arquitectura en Chile, los últimos años, ha sido gracias a logros a nivel personal de ciertas figuras destacadas de la disciplina, quienes han contribuido con variados proyectos de calidad, los cuales han sido un gran aporte. Sin embargo, creo que estos esfuerzos personales no son suficientes para la creación de ciudades de calidad.

Por un lado, vemos las viviendas sociales de Elemental, en contraste con lo que ocurre en comunas como Estación Central, donde hasta hace poco se evidenció un crecimiento inmobiliario sin control por la falta de planificación regulatoria.

A tu juicio, ¿cuáles son los problemas/desafíos más urgentes que afectan al sector?
El mayor problema actual es que no se están construyendo ciudades que entreguen calidad de vida a las personas.

Estamos construyendo ciudades para el automóvil, los aviones, las empresas, etc., siempre en desmedro de los ciudadanos. La gente hoy prefiere ir a pasear al mall que ir al parque. El problema es más severo de lo que imaginamos.

Creo que el mayor desafío actual es poder revertir el curso actual del destino ciudad y salir de esta inercia que nos lleva directo a un precipicio de donde no podremos salir.

El futuro de las ciudades con ciertos grados de calidad de vida se encuentra en las zonas rurales o más cercanas a la costa; la urbe ya la perdimos.

¿Crees que la arquitectura se ha ha hecho cargo de esos problemas? ¿De qué manera?
Lamentablemente, la arquitectura ha tenido un papel secundario en el diseño de ciudad.

Los concursos públicos siempre son una buena herramienta y oportunidad para entregar a la ciudad proyectos de calidad; sin embargo, en los últimos años se han realizado algunos con condiciones económicas irrisorias, donde los honorarios de arquitectura casi no existen, es decir, no hay quien pague arquitectura de calidad.

Existe arquitectura en Chile de muy alto nivel; sin embargo, no existen los mecanismos para garantizar que estos sean los proyectos que se construyan a futuro.

¿Cuán relevante te parece el desarrollo de concursos para renovar el panorama y favorecer la arquitectura de calidad?
Sin duda, los concursos de arquitectura son un mecanismo muy importante tanto para que los jóvenes arquitectos puedan dar a conocer su trabajo como para que exista la oportunidad de que sean los buenos proyectos aquellos que se construyan. Pero más importante aún es la forma en que estas instancias buscan escoger los mejores proyectos de arquitectura desligandose de cualquier otro aspecto burocrático o económico.

Quiero mencionar el ineficiente sistema que tiene los organismos públicos para escoger “los mejores” (entre comillas) proyectos. Mercado público utiliza criterios netamente burocráticos y poco fieles a la buena arquitectura, la mayoría de las veces los certámenes se ganan por antecedentes presentados y no por la calidad de los proyectos.

Otro aspecto importante a destacar es la conformación de los jurados en los concursos de arquitectura, donde muchas veces se escogen participantes que no tienen la necesaria experticia en el tema.
En los últimos tiempos, creo que la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) y el Colegio de Arquitectos han tenido un rol muy importante organizando y administrando concursos de arquitectura de forma seria y responsable con resultados notables.

¿Cómo ha cambiado tu carrera después del CNPT y el Archiprix?
El CNPT y Archiprix más que cambiar mi carrera, han reforzado y evolucionado mi línea de pensamiento en arquitectura.

El hecho que mi proyecto “Museo de la Construcción Naval” haya sido premiado en Chile por jurados locales (CNPT) y reconocido en la India por jueces de distintos países (Archiprix internacional) me hace reflexionar que la arquitectura es, sin duda, un lenguaje universal hecho para y por las personas.

Actualmente abordo tres áreas de trabajo en la disciplina: el diseño arquitectónico proyectual, la academia y una investigación denominada trampas de fuerza.

Me interesa la condición física de las fuerzas en arquitectura, y como estas son determinantes en el diseño de un edificio. Es necesario prescindir del ropaje, de los revestimientos de moda; la arquitectura solo requiere mostrarse tal cual es, desnudarse y enseñar su estructura de forma pura, sin maquillajes estéticos, despojándose de todo lo banal. Solo así lograremos develar la real fuerza que ejerce sobre nuestras vidas.

Volver

Twitter